Propuestas para las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integradas en Granada

La Diputación de Granada ha ofrecido a las agrupaciones de municipios a las que tiene capacidad de representar su apoyo para la presentación de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integradas (DUSI). Estas estrategias serán financiadas por el Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible para el período 2014 – 2020 para municipios y agrupaciones de municipios de más de 20.000 habitantes, que contemplen los siguientes retos: económicos, ambientales, climáticos, demográficos y sociales. En virtud de ello, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha publicado, el 17 de noviembre de 2015, las bases y la primera convocatoria para la selección de estrategias DUSI (BOE 275, de 17.11.2015), cuyo plazo de presentación finaliza el 13 de enero de 2016.

En el siguiente enlace se pueden descargar toda la documentación de referencia

La Diputación de Granada ha puesto en marcha diversos mecanismos de información y consulta, en los cuales la asociación Biciescuela Granada ha remitido las siguientes propuestas y sus justificaciones relacionadas con la movilidad:

Ciclistas en Gran Vía (ecomovilidad.net)

Ciclistas en Gran Vía (ecomovilidad.net)

Consideramos que, por nuestra experiencia y conocimientos, tenemos proyectos de interés para la mejora de la movilidad en el ámbito urbano e interurbano de la aglomeración urbana de Granada. Dichas propuestas parten de los siguientes datos del PMUS de Granada (2013). Solo el 19% de los desplazamientos que se hacen entre lugares de la ciudad de Granada se hacen en coche. Sin embargo, el 78% de los que se hacen entre los municipios del área metropolitana, y entre estos y la ciudad son en coche. De cada 5 coches que circulan por la capital, 4 provienen o van hacia el área metropolitana.

La ciudad de Granada ejerce una centralidad muy intensa sobre el área metropolitana que está integrada por numerosos municipios residenciales, dieciséis de los cuales están situados en un terreno llano a menos de 9 Km hacia el sur, el oeste y el norte del centro de la ciudad. Estas características ofrecen un escenario muy favorable para sustituir los desplazamientos en automóvil por la bicicleta. Sin embargo, las políticas de promoción de la bicicleta como medio de transporte realizadas hasta la fecha, así como las previstas por el Plan Andaluz de la Bici, se han basado y se basan exclusivamente en la construcción de carriles bici, pasando por alto factores culturales, educativos, sociales y económicos que, en nuestra opinión, tienen un peso mucho mayor a la hora de cambiar un hábito, en este caso, el referido a cómo desplazarse cotidianamente. Esta única apuesta por la construcción probablemente se deba al peso que en nuestro país ha tenido el sector de la obra civil pero, sobretodo, se debe a una serie de falsas justificaciones en favor de estas infraestructuras que nosotros mismos también defendíamos hace relativamente poco: circular en bicicleta es muy peligroso o es un estorbo para el tráfico y con el carril bici se evitan los accidentes y se reducen las emisiones contaminantes y de CO2.

En realidad, por un lado, las características técnicas de las vías ciclistas segregadas (carril bici y acera bici) descritas en el Manual de recomendaciones de diseño, construcción, infraestructura, señalización, balizamiento y mantenimiento del carril bici (DGT, 2001) son insuficientes para circular con seguridad a más de 10 Km/h, no guardan suficiente distancia lateral de seguridad respecto a otros vehículos y obstáculos, reducen la visibilidad, ubican al ciclista en los ángulos muertos del resto de conductores, etc. (Inventario de vías ciclistas de Granada y área metropolitana, Biciescuela Granada, 2014), Y, por otro lado, los miedos, las inseguridades y las malas experiencias con la bicicleta hace que muchos invadan las aceras o abandonen directamente la idea de desplazarse en ella. No es lo mismo montar en bicicleta que conducirla. El nuevo ciclista debe conocer los riesgos y saber evitarlos, necesita obtener buenas experiencias mientras conduce la bicicleta. Para ello, es imprescindible aprender a ubicarse adecuadamente en la calzada, a señalizar, a comunicarse con los demás, a ser visible, a ser predecible, etc.

Por todos estos motivos, sin quitar importancia a las infraestructuras y dándoles la importancia que se merecen a los aspectos culturales, sociales y educativos para cambiar los hábitos en el desplazamiento cotidiano, proponemos lo siguiente: infraestructuras adecuadas en las zonas interurbanas y formación para conducir la bicicleta con seguridad y autonomía por la calzada.

PROPUESTAS:
1. Formación de conducción de la bicicleta en la calzada para adultos mediante el uso de bicicletas eléctricas (para el caso de desplazamientos desde los municipios del área metropolitana hasta la capital) y el uso de bicicletas convencionales.
2. Formación de conducción de la bicicleta en la calzada para estudiantes de educación primaria y secundaria.
3. Mejora, señalización y difusión de los caminos de tierra (manteniendo su esencia) que conectan los municipios del área metropolitana.
4. Arcenes de 2 metros de ancho a ambos lados de las carreteras más transitadas del área metropolitana.
5. Aparcamientos seguros contra el robo, el vandalismo y la intemperie en lugares estratégicos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s