Autonomía ciclista nº38. Los semáforos en rojo y los ciclistas.

def19

En este programa trataremos el debate (y a veces conflicto) de la fama (merecida o no) de que las personas que vamos en bicicleta nos saltamos los semáforos en rojo. ¿Somos un vehículo? Está claro que sí. Pero, ¿somos un vehículo que deba respetar todas las señales puestas por y para los coches? ¿Somos coches?

Los semáforos se introdujeron en su día para regular el tráfico de los coches y motos por su peligrosidad y su torpeza en la circulación de las ciudades. ¿Si los semáforos fueron pensados para los coches, las bicis deben pagarlo?
Los semáforos se ponen en verde y en rojo teniendo en cuenta la velocidad media y aceleración de los vehículos a motor, la bicicleta aquí es la gran perjudicada por no tenerse en cuenta su velocidad media, su aceleración. La absurdidad de que respete todas las normas de circulación introducidas para otros vehículos la ve cualquiera que monte en bicicleta. Otros vehículos no piensan así, porque quieren ver a las bicicletas cumplir la norma por cumplir la norma, sea ésta lógica o no; son los gruñones de la calzada.
Otros argumentos a tener en cuenta para poner en duda la respetabilidad de ciertas señales de tráfico por parte de las bicicletas son; la seguridad a la hora de arrancar, la cantidad de humo que puedes tragar por la aceleración a la hora de la puesta en marcha de un vehículo a motor que esté delante, o incluso, la fluidez del tráfico.
Salud y pedales!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Autonomía ciclista nº38. Los semáforos en rojo y los ciclistas.

  1. Como ciclista soy consciente de que el sistema de regulación del tráfico mediante semáforos no está pensado para la mejor circulación o el bienestar de los que nos movemos a pie o en bicicleta. Aún así, conviene recordar que la obligatoriedad de la norma es igual para todos. Ante un semáforo en rojo, los ciclistas deben detenerse. Los que no cumplen la norma difícilmente serán conscientes de lo absurdo de la norma; y más difícilmente aún harán nada por cambiarla.

    Sobre la idoneidad de los semáforos según para quién y para qué, puede leerse también este artículo de Marius Navazo en el blog La ciudad viva.

  2. Jordi dijo:

    y además te pueden caer 200 euros de multa si te saltas un semáforo. Yo soy más de la siguiente opinión sobre los semáforos: http://www.enbicipormadrid.es/2017/02/renuncio-la-bici.html

  3. Mecanicien dijo:

    Estando de acuerdo en la premisa; hay diferentes formas de afrontarlo. La desobediencia civil es una de ellas y muy legítima bajo mi punto de vista. Las normas, cuando no cumplen la función de hacernos la vida más fácil y una convivencia más justa, no son válidas. ¿Quién decide eso? Las mismas personas que caemos bajo ellas. De ahí el debate que se intenta llevar en formato radiofónico. Es una visión del asunto.

    Los que no cumplen la norma en muchos casos ya la cumplieron y no hace falta caer en el absurdo de cumplirla aún sabiendo que es absurda. Y no está de más recordar que a través de la desobediencia civil se pueden (y ya se han) cambiado muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s