Revisión de la bicicleta

Antes de iniciar la marcha, además de evaluar el estado del propio ciclista (embriaguez, somnolencia, estado de salud, conocimientos sobre conducción, etc.), hay que revisar el funcionamiento de la bicicleta (incluyendo las luces), sobre todo si ha permanecido un largo tiempo sin usarse o si ha estado atada en la calle – donde alguien ha podido manipularla –. De esta manera, se evita el deterioro de algunos de sus componentes y las causas de algunos accidentes. Conviene asegurarse del correcto funcionamiento de los frenos, la cadena, los cambios de marcha y las luces, de la adecuada presión de las ruedas y de la buena sujeción de las piezas que actúan como uniones estructurales.

© Todos los derechos reservados Jordi Tatay y Rafa Román. Granada, 2014

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s